viernes, 21 de diciembre de 2012

Vamos, que hay que perforar ahí!!



No son "saqueos", son "robos", se dice. El saqueo sería el acto desesperado de gente que está muy en la lona. El robo sería algo más delincuencial. Ta bien ¿Pero los que roban son pibes de clase media?

"Como no pueden crecer en elecciones buscan estas metodologías para desestabilizar al gobierno". Chocolate por la noticia. Durante medio siglo la derecha lo hizo con los militares. Bienvenidos a la realidad de la política, aquella ciencia donde todo está permitido... La cuestión sería ver qué se hace para que la actividad delincuencial no prenda en los pibes que están la esquina. La cuestión es asumir que pese a todo lo que se ha hecho, falta mucho por hacer todavía. La cuestión es que está bien dejar en un segundo plano el reclamo por Ganancias que realiza la crema de los asalariados sólo si a cambio se prioriza la gestión en los grandes bolsones de pobreza por donde todavía no ha llegado la redistribución. Y en esto último pareciera que no se hace todo lo que se debería.

No hay duda de que hay inteligencia política atrás de esta actividad delictiva, como tampoco respecto a que no se nota que se desplieguen todos los esfuerzos necesarios para seguir acercando justicia social a los desesperados. Fue fácil recuperar el mercado de trabajo, fue fácil reabrir fábricas cerradas hace poco. Lo pendiente, lo complejo, es meterse con esa pobreza estructural que es mayor de lo que parece. La AUH todavía no está llegando por lo menos a dos millones de pibes y los miles de trabajadores en negro son masacrados por la inflación en el mercadito...

Vamos, que hay que perforar ahí...

Y se acaban las coartadas que la realidad le brinda a los conspiradores

Vamos que es el kirchnerismo el actor político más capacitado para dar esas respuestas. 

Vuelvo al primer post del día. La lucha contra la pobreza es lo principal, no sólo para sacarle clientela a la actividad desestabilizadora sino, antes que nada, porque para eso hacemos política, porque para eso apoyamos un gobierno que ha dado más muestras que nadie de tener un compromiso con los de abajo. Hay que repasar, hay que revisar y poner el foco en lo social. 

Lo demás, lo demás viene por añadidura.






17 comentarios:

Daniel dijo...

Está muy bien, peeero... la palabra "desesperados" ¿? Debe haber desesperados, seguro, pero no creo para nada que sean estos.

La pobreza estructural está montada en una conjunción de factores que no se arregla simplemente por el costado económico que está a la base, desde ya.
Pero hay que hacer mucho en lo sociológico, en el apoyo emocional, en lo cultural.
Y ahí también importa mucho el trabajo del Estado. Y de la militancia.

Lapekenia LuLu dijo...

[GerardoDijo] "...La cuestión es asumir que pese a todo lo que se ha hecho, falta mucho por hacer todavía..."

[lapeKeniaLuLu] Hummm..., ¿que tal si se desandó camino y, además, se recorrieron sendas _muy_ erradas?,¿qué tal si, inclusive, es peor aún que eso?

Gabriel dijo...

Gerardo, por un lado concuerdo con vos, obviamente que hay que seguir laburando con las políticas sociales. Pero este es un disparador para darnos cuenta de que todavía hay bolsones de probreza? Para mí es más un disparador para darse cuenta de que tiene que haber algo entre la represión brutal y la inacción, porque los desestabilizadores pareciera que están "ganando la calle" cada vez con más facilidad. Lo de las hordas bosteras la otra vez, la casa de Tucumán, ahora esto...

La pobreza estructural va a seguir siendo un tema en agenda por mucho tiempo mientras sigamos en un sistema capitalista, pero no por eso podemos dejar que sigan pasando estas cosas.

Supongamos que el año que viene volviera el crecimiento a tasas chinas, y hubiera planes todavía más ambiciosos que la AUH, que creciera el empleo, etc, etc. De todas formas seguiría habiendo algún núcleo duro de exclusión, y podría pasar lo que pasó en estos días. Habrá que seguir investigando como fue todo esto, pero la percepción que tengo es esa, no veo que la pobreza haya sido el motor de estos hechos, sino sólo una excusa.

E incluso aunque sea el motor, entonces hasta que no haya pobreza 0, tenemos que dejar que pasen estas cosas?

Mabel dijo...

Excelente Me encantó
Cdo CFK dijo q ib x más pensé en eso ,Es cierto todos creemos q si no lo hace Ella dífcil qotro lo haga
pero ojo Nada fue fácil .No es fácil perforar

sin dioses dijo...

Te voy a replicar algo, El problema es más complejo.

En Rosario que es lo que yo se, Son las mismas banditas que los mismos vecinos del barrio repudian las que acuden a saquear.

Banditas armadas al amparo de la policía. No creo que un plan social una asignación pueda parar esto.

Están muy acostumbrados al dinero fácil, a hacerse de lo ajeno. Son los que desean "pertenecer" ¿y como lo hacen? Robándole la motito, la bici o la garrafa, al albañil del barrio y moviendo droga.

Para ellos todo el que labura o estudia es un imbécil. Pibes Chorros colonizados con las mismas aspiraciones de un menemismo cultural.

En esos barrios si a los que están presos le dan 10 o 12 años de cana muchos vecinos saldrán a festejar porque se sentirán aliviados.

Estos pibes Piensan que el chino que está a la vuelta, y que cobra más barato que el Carrefour o el Coto, son giles, porque hacen poca guita y laburan todo el día.

No por nada ayer los canas eran los que le decían a sus socios donde ir a saquear.

No tengo la solución, no la se. Lo que se, es que las cadenas de solidaridad que se estaban armando con los inundados está totalmente quebrada, gracias a los saqueadores.

El odio social se acrecienta, e incorpora a todos sin miramientos, al choro saqueador y al vecino que la yuga con el carrito. Y eso es muy peligroso para una sociedad democrática.

Unknown dijo...

fue facil??!!!

Gerardo Fernández dijo...

Es cierto, no fue fácil. No me expresé bien

Grupo C TM CEC 804 dijo...

Sin dioses, estoy totalmente de acuerdo con vos. Esto no se arregla solamente con más políticas sociales, se arregla con menos corrupción política y policial.Y no estoy hablando de mano dura Cambiar esa mentalidad de mierda pergeñada en los 90 es lo más difícil. En los barrios del conurbano bonaerense hay programas buenísimos para los pibes como el Envión pero no todos se enganchan.

Florencio F. Boglione dijo...

Tiendo a coincidir con lo q dice Sin dioses, las teorías conspirativas son producto de ls q consideran q todo el mundo es manipulable y siempre hay un conductor y un conducido. Les cuesta imaginar otros escenarios q salgan de sus esquematismos. Hay otra realidad mas allá de los supuestos del "relato" el relato del oficialismo y de la oposición. Igualmente tu posteo es de ls mejores q leí sobre el tema, estas tratando de pensar mas allá del esquematismo bobo en el q están cayendo muchos oficialistas. Saludos cordiales.

Jack Celliers dijo...

Me llama la atención ese discurso: "hasta que no haya pobreza cero tienen que pasar estas cosas?"

Respuesta: Y, sí. Estas u otras ocasionadas por la pobreza, la alienación y la chifladura del sistema capitalista. Otra cosa es ver la pobreza estructural como algo fatal, y el que la sufre debe joderse y dejarnos tranquilos. Bueno, si hay un pensamiento utópico y reaccionario al mismo tiempo es precisamente ese.

Que hay lúmpenes que arrastran una cultura menemista, apolítica o pobremente política, y que son por eso fácilmente manipulables, no cabe duda. Que hay personajes siniestros detrás de esto parece muy plausible. Pero no te podés quejar de ue esos personajes tengan materia prima, si vas a aceptar la existencia de la misma como algo "fatal". Y más ingenuo es pensar que la policía sirve para otra cosa que aumentar el caos.

Para "perforar" hay que socializar los medios de producción y reemplazar a la policía por el control militante de la clase trabajadora. Ya sé: es utópico y panfletario, pero no veo ningún camino intermedio. El capitalismo tiene límites, y dentro del mismo este gobierno es la mejor alternativa. Pero el talón de aquiles de su propio proyecto son precisamente los límites que le impone la burguesía. La expresión más reaccionaria y fascista de la política aprovecha para correr al gobierno por izquierda -con la complicidad raquítica de la izquierda marxista que no sabe dar a la clase un camino independiente- debido justamente a los límites que le impone el sistema: bolsones de pobreza y lumpenaje que se pueden usar ya sea en un discurso político de los oligarcas del campo, mauri macri o moyano; en acciones orquestadas como esta.

Perforar es ir hasta el fondo, una paz negociada con la burguesía, alentándola a buscar nichos de negocio y volverse "nacional" (cuando en el mundo ya es muy claro que no existe ninguna "burguesía nacional") no es perforar sino un plan precario que dura lo que duran los buenos negocios.

Lo que falta s una oposición de izquierda a este gobierno. De izquierda real, no la bosta "trotskysta" que marcha con Moyano y Venegas, ni el atorrante provocador barato de Micheli. Una izquierda que se oponga a la ley de accidentes de trabajo pero que apoye la AUH y la lucha contra la oligarquía del campo y la delincuencia financiera. U a izquierda que se oponga a la ley antiterrorista, pero que llame a los trabajadores a boicotear el ochoene y toda esa mugre fascista.

No la tenemos, por desgracia.

Lola Mento dijo...

Muy bueno
Lo anuncié en mi bloguito

Charlie Boyle dijo...

Nunca coincidí tanto con Sin Dioses, Perdone Gerardo la impertinencia. Romper es mucho más fácil que construir, incluso el romper a veces fisura la sociedad transversalmente, en done aparece trágica la crueldad y allí carceleros y encarcelados todos terminan siendo iguales

Gabriel dijo...

Jack Celliers, coincido con lo que decís en que son socialismno siempre va a haber bolsones de pobreza, y algo que perforar. Por eso mismo, como se que no va a haber socialismo por un buen tiempo, pienso que se tienen que poder evitar estas cosas. Eso no quiere decir aceptar la pobreza y que el pobre se joda. Como creo que este gobierno hizo y hace mucho por combatir la pobreza y la marginalidad, por eso mismo me da bronca que pasen estas cosas, que favorecen precisamente a los que quieren que se deje de combatir esa pobreza y volver al 76-2001. Y pienso que mientras se sigue mejorando como se puede la situación social, algo se debe poder hacer para controlar un poco a estos delincuentes.

Gerard (Depardieu) dijo...

Coincido con vos, Gerardo. Hay que seguir perforando. Sin embargo, en estos momentos uno siente una gran impotencia, porque se da cuenta de que el capitalismo tiene sus límites para resolver este tipo de situaciones (como dice Jack). Que hay que redistribuir está claro; lo que no está tan claro es cuál es el alcance del redistribucionismo vía impuestos que financien prestaciones estatales (AUH, planes sociales, etc.) Todo el mundo está viviendo una crisis civilizatoria.

Hay que pensar otras formas de administrarnos. No sé si va por la socialización de los medios de producción, tal vez sí, pero seguramente va a haber que encontrar caminos intermedios (disculpe, Jack) porque esa meta no se va a dar de inmediato —al menos, no democráticamente— incluso si alguien se la propusiera.

Que los que salieron a saquear seguramente son repudiados por sus propios vecinos, de las mismas clases —llamadas populares—, que a lo mejor teniendo más necesidades que ellos no los imitan, no quita el hecho de que debemos seguir pensando cómo generar mejores oportunidades para todos.

Lola Mento dijo...

no estoy de acuerdo en llamar delincuentes a los saqueadores.

Son emergentes que han delinquido y punto. Con eso alcanza para aplicar la ley.

Habrá alguno que otro que sea delincuente, pero la minoria, con seguridad.

Lo único objetivo es que tal persona cometió tal delito. Decirle delincuente a tal persona es infundado, perverso y dañino.

Se condena por lo actuado no por lo que se dice que es.



Jack Celliers dijo...

No sé si hay caminos intermedios, por ahí hay y yo no los veo. Una buena idea me parecía el proyecto de Recalde, que no es socialización ni nada por el estilo pero permitía a los trabajadores dar un paso importante en el control de las ganancias del capital. Una medida así sería un incentivo para que se vea al trabajo como una salida interesante, en la que el trabajador participa de lo que produce de manera visible. Y desalentaría el lumpeo.

Todavía me acuerdo del boludo de Pitrola hablando del proyecto y mostrando a las claras que ni siquiera lo había leído.

Gerardo Fernández dijo...

sin dioses: la descripción que hacés calza perfeto con otro post de ayer donde hablé del "lumpen-barrabravismo". Coindicido absolutamente
Un abrazo